La nanotecnología y las células madre vuelven a revelarse como fieles aliados contra el cáncer. La metástasis en el cáncer de colon podría evitarse utilizando una nanomedicina que elimina selectivamente les células madre metastásicas. La han probado investigadores del Hospital Sant Pau, la UAB, el CSIC y el CIBER-BBN, y publicado sus exitosos resultados en la revista EMBO Molecular Medicine. Han ensayado la nueva técnica en animales con cáncer de colon metastásico, un nanofármaco que actúa sólo sobre las células tumorales y no sobre las células sanas, bloqueando el avance del cáncer.
Según los investigadores, el nuevo fármaco funciona como un dron que tiene un ligando que identifica un receptor (CXCR4) en las células madre metastásicas, administra el fármaco y destruye estas células bloqueando la metástasis. Al actuar sólo sobre las células tumorales metastásicas, evita la toxicidad general asociada a los tratamientos habituales contra el cáncer.

Sería, según explican los científicos, el “primer fármaco en el mundo selectivamente antimetastásico que aborda la necesidad médica de bloquear la diseminación metastásica”, la principal causa de muerte en pacientes oncológicos, “a la vez que elimina la toxicidad y los efectos adversos de los tratamientos convencionales”. Creen que se podría utilizar en 20 tipos de tumores adicionales que también expresan CXCR4, como en los de próstata, mama, ovario y otros.