Blogs

Red MM - Blogs

Lo que debe hacer (y lo que no) cuando alguien sufre un golpe de calor.

Hay que actuar rápido y no siempre vale el sentido común.

Author: MundoMayor/jueves, 9 de agosto de 2018/Categories: Ocio y tiempo libre, Otros, Sanidad y salud

Rate this article:
5.0

Ya lo dijo la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el Atlas del Clima y la Salud, que publicó conjuntamente con la Organización Meteorológica Mundial (OMM): "Olas de calor que normalmente se registraban solo una vez cada 20 años podrían sucederse como promedio cada dos a cinco años a mediados de este siglo".

Estos días, España sufre la primera de 2018 y ya el año pasado la OMS advirtió antes las sucesivas subidas extremas de temperatura de que el calor "han causado más muertes en Europa en las últimas décadas que cualquier otro fenómeno meteorológico extremo". Estas olas “pueden contribuir a enfermedades cardíacas y respiratorias” o desencadenar en deshidratación, mareos, calambres o golpe de calor.

Acostumbrados como estamos en España —uno de los países con más horas de sol al año según el último informe Las ciudades más saludables del mundo, elaborado con datos oficiales por la web de búsqueda de piso Spotahome— a las altas temperaturas en verano, muchas veces creemos que el sentido común nos guiará sin fallos si nos encontramos en la tesitura de tener que ayudar a alguien que ha sufrido un golpe de calor. Y sí, de lo primerito que debe hacer es llamar al servicio de emergencias; pero un error en los primeros auxilios puede ser fatal para la salud de la persona afectada. Mejor siga estos pasos.

Algunos síntomas característicos: piel enrojecida, baja sudoración, confusión o estómago revuelto

La Clínica Mayo enumera los síntomas: temperatura corporal elevada, 40 ºC o más; alteraciones del estado mental o del comportamiento, como confusión, problemas de dicción, irritabilidad o delirio; menor sudoración; estómago revuelto, náuseas y vómitos; piel enrojecida; respiración acelerada; pulso acelerado; y dolor de cabeza, incluso latidos en la cabeza.

Las personas con más riesgo de padecer golpes de calor son los niños —"cuyo sistema nervioso central no está plenamente desarrollado"— y los mayores de 65 años, cuando "comienza a deteriorarse, lo que hace que el organismo sea menos capaz de afrontar los cambios de temperatura corporal".

También las personas que toman ciertos medicamentos aumentan el riesgo de padecer estos golpes de calor: "Los que estrechan los vasos sanguíneos (vasoconstrictores), los que regulan la presión arterial al bloquear la adrenalina (betabloqueantes), los que hacen que el cuerpo expulse sodio y agua (diuréticos) o los que reducen los síntomas psiquiátricos (antidepresivos o antipsicóticos)".

Y, por último, "los estimulantes para el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y los estimulantes ilegales, como las anfetaminas y la cocaína" puede hacerle también más vulnerable a las altas temperaturas.

Qué debe hacer: cuatro pasos

Enrique Ciria, responsable de la Unidad de Prevención del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, nos guía en los pasos que conviene realizar con rapidez pero manteniendo la calma, pues transmitir estrés a la persona afectada podría empeorar su situación:

1. Lleve a la persona a un lugar fresco, a la sombra o a un interior y aligere su ropa. Ojo, no le quite la ropa mientras permanezca al sol, pues prendas como la camisa pueden retener humedad que ayudan a reducir ligeramente la temperatura corporal.

2. Llame al servicio de urgencias.

3. Refrésquele la piel: "Aplicar paños mojados o hielo puede ayudar a bajar la temperatura, incluso se recomienda, si es posible, bañar a la persona en agua fría". La Clínica Mayo especifica las zonas críticas sobre las que hay que aplicar frío: cabeza, cuello, axilas e ingles.

4. Si está consciente, hágale beber agua.

Qué no hacer

Más allá de las precauciones —no practicar actividad intensa en las horas más calurosas del día, no exponerse al sol en las horas centrales, beber agua suficiente y evitar las comidas grasas, muy calientes y con alta carga calórica— hay tres cosas que no se deben hacer ante un golpe de calor: ofrecer bebidas excitantes, como café o alcohol; mantener a la persona al sol; y quitarle la ropa mientras siga expuesto a la fuente de calor.


Fuente: elpais.com - Buenavida

Number of views (634)/Comments (0)

Please login or register to post comments.

Blogs MundoMayor

Buscar en Blogs