Blogs

Red MM - Blogs

Las cinco cosas que tus uñas te pueden estar diciendo sobre tu salud.

Los cambios de grosor, forma o color de las uñas pueden ser signos indirectos de determinadas enfermedades, o indicar una infección.

Author: MundoMayor/jueves, 7 de junio de 2018/Categories: Otros, Sanidad y salud

Rate this article:
5.0

Las uñas de las manos y los pies no son solo un complemento decorativo para nuestro cuerpo, sino que puede ser una enorme fuente de información médica e incluso psicosocial según las características que presenten.
Las posibilidades son múltiples, pero un mal aspecto de las uñas a nivel médico puede dar cierta información de interés, dado que no dejan de ser una parte más del órgano más grande del cuerpo humano, la piel.
Esencialmente, las uñas no son más que células muertas y endurecidas formadas de queratina, cuya finalidad es protectora -para el lecho ungueal- y práctica -rascado corporal, para ayudar a trepar al ser humano y también defenderse. Sin embargo, si cambian de forma, color o grosor sin razón aparente, podrían estar indicando problemas a nivel sistémico.
Surcos en las uñas.
Conocidos médicamente como líneas de Beau, los surcos en las uñas suelen asociarse con haber sufrido determinados tipos de infecciones o al hecho de haber sometido las uñas a muy bajas temperaturas. En ambos casos la matriz que conforma la uña carece de aporte nutricional por lo que no crece adecuadamente, dando lugar a malformaciones que no son más que una especie de "parón" en el crecimiento.
Así mismo, existen otras causas para que aparezcan las líneas de Beau, como afirmó un trabajo publicado en 2010 en DCMQ. Según este estudio, realizado con más de 100 individuos con estos surcos, la causa más frecuente era el tratamiento con fármacos, seguido de la insuficiencia renal crónica, la diabetes mellitus tipo 2 y la cirugía, entre muchas otras causas.
La solución para que desaparezcan estos surcos es el tiempo; las uñas se regenerarán poco a poco y el nuevo crecimiento irá sustituyendo a los surcos en un periodo aproximado de seis meses en manos, y entre seis y doce meses en los pies.
Estrías en las uñas.
Las uñas con estrías o huecos se relacionan de forma común con algunas enfermedades dermatológicas conocidas, como son la psoriasis ungueal o el eczema. En el caso de la psoriasis, suelen asociarse otros signos como las llamadas "manchas de aceite" en la uña, o el engrosamiento de las mismas. En algunos casos pueden llegar a confundirse con infecciones por hongos.
En ocasiones puntuales, estas estrías pueden relacionarse con otro tipo de enfermedades, como las artritis inflamatorias -donde el sistema inmune ataca al mismo organismo- entre otras enfermedades autoinmunes.
Decoloración ungueal.
Otro de los signos que pueden encontrarse en unas uñas patológicas es un cambio de color, desde el blanco hasta el azul o morado, pasando por coloraciones negras, amarillas e incluso verdes. En estos últimos casos, es posible que un hongo sea la causa de todo el problema, pudiendo llegar a provocar la caída de la uña.
En el caso del color blanco, azul o incluso morado, la causa podría ser una mala perfusión de oxígeno general, es decir, que no llegue correctamente el oxígeno a la sangre del cuerpo. En estos casos se suelen asociar otros signos como labios de color morado y dificultad respiratoria en general.
Además, existen casos más raros, como es la enfermedad de Raynaud, donde las uñas inicialmente se vuelven blancas, posteriormente azules o moradas, y finalmente rojas, asociando dolor de los dedos de las manos. Dicha enfermedad puede originarse sin razón aparente o asociarse a otras enfermedades de tipo reumatoide.
Cabe destacar, para finalizar, que en el caso de ver una uña de color azul o morado realmente el cambio de color se produce en el lecho ungueal -la piel por debajo de la uña- y no en la uña como tal. En el caso de las coloraciones negras, amarillas o verdes sí está afectada la uña, dado que el causante suele ser un hongo de las uñas.
Uñas en cuchara.
Las uñas en forma de cuchara o coiloniquia son uñas excesivamente delgadas y frágiles, aplanadas y con cavidades, por lo que es fácil que acaben cambiando su forma, doblarse y adaptar una "forma de cuchara". Este caso puede ser normal en niños, pero no lo es en adultos.
Cuando se produce un cambio de forma de estas características, más común en mujeres que en hombres, puede ser indicativo de problemas sanguíneos como la anemia por falta de hierro, o por hemocromatosis o exceso de hierro en algunos órganos del cuerpo.
Líneas negras en las uñas.
Finalmente, cuando se producen unas líneas negras en la uña y un ennegrecimiento generalizado como el caso de los hongos anteriormente comentado, es conveniente vigilar la evolución de dichas marcas.
En ocasiones, puede ser el inicio de un cáncer de piel denominado melanoma subungueal, que generalmente afecta a una única uña y a la piel de alrededor, algo que haría destacar dichas líneas. Cabe destacar, por otro lado, que este tipo de melanoma maligno es un subtipo muy raro del melanoma acral, el cual a su vez suele detectarse en individuos de raza negra o raza asiática y tiene una incidencia muy escasa en España, representando el 1-2% de los casos de melanoma en la raza caucásica a nivel mundial.
En otras ocasiones puede ser el inicio de una infección por hongos que aún no ha progresado, por lo que requiere observación. Generalmente, las anomalías en las uñas suelen darse de forma más común en niños y personas de edad avanzada, siendo los medicamentos uno de los principales causantes de estas anomalías, por lo que echar un vistazo a los prospectos en algunos casos podría servir de ayuda.
Fuente: www.elespanol.com/ciencia/salud - Roberto Méndez

Number of views (491)/Comments (0)

Please login or register to post comments.

Blogs MundoMayor

Buscar en Blogs
«octubre de 2018»
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
24252627282930
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930311234